Verona, ciudad anti aborto tras una moción del ayuntamiento

El Ayuntamiento de Verona ha aprobado una moción que incluye medidas para la prevención del aborto y el apoyo a la maternidad. Muy criticada por activistas, ha sido sin embargo alabada por el senador Pillon, que ha congratulado al ayuntamiento.

El 5 de octubre, el Ayuntamiento de Verona aprobó la moción nº 434 en la que declara la ciudad "ciudad a favor de la vida", adoptando una serie de iniciativas "para la prevención del aborto y el apoyo a la maternidad". La moción fue aprobada en el 40 aniversario de la Ley 194 de 1978, que despenalizó el aborto en Italia.

El municipio financiará a organizaciones antiabortistas

Al final del documento de tres páginas, se expresan los tres objetivos de la moción nº 434. El ayuntamiento compromete al alcalde y a la Comisión a: financiar asociaciones antiabortistas, promover el proyecto Culla Segreta (Cuna Secreta) y proclamar Verona como "ciudad a favor de la vida". La organización activista Non una di meno (Ni una menos) señaló en Facebook que de esta forma, se financiará "asociaciones católicas con ánimo de lucro cuyo objetivo es promover iniciativas contra el aborto".

La administración se compromete a "incluir en el próximo ajuste presupuestario una financiación adecuada a las asociaciones y proyectos que trabajen en el territorio municipal de Verona" y nombra dos proyectos: "Gemma" y "Chiara".

Los anticonceptivos de emergencia acusados de facilitar "asesinatos ocultos"

El "Proyecto Gemma", que lleva a cabo la Fundación Vita Nova, ofrece aportaciones económicas a mujeres embarazadas para que no aborten. Se les da dinero durante su embarazo y el año siguiente. "Chiara" es un proyecto del Centro Diocesano Aiuto alla Vita de Verona, que proporciona alimentos y productos básicos o una pequeña contribución económica a madres solteras necesitadas.

La moción también prevé la promoción del "proyecto regional Culla Segreta, que publica folletos y los distribuye en los distritos y en todos los espacios municipales". Trabaja en la región italiana del Véneto y ha realizado un póster para las clínicas de planificación familiar para promover la idea de dar a luz de forma segura y anónima en los hospitales, tal y como exige la legislación nacional.

El documento aprobado expresa posiciones muy conservadoras sobre la interrupción del embarazo. Por ejemplo, se refiere a los "asesinatos ocultos" a través de las "píldoras abortivas", también conocidas como anticoncepción de emergencia.

Manifestantes vestidas de sirvientas

La aprobación de la moción recibió alabanzas del senador Simone Pillon, del partido italiano de extrema derecha Lega, conocido por su proyecto de ley sobre la custodia compartida de los hijos: "Después de leer la resolución, debo decir que no comprendo la indignación en torno a Verona, que, en pleno cumplimiento de la ley, decide ayudar a las mujeres con dificultades a continuar con sus embarazos".

Las activistas de Non una di meno, han protestado contra la moción vestidas como las sirvientas de la serie de televisión "El cuento de la criada". Consideran que es extremadamente restrictiva y disienten totalmente en su valoración de la moción. Fueron expulsadas del juzgado.