la ONU insta a Italia a que empodere a las personas con discapacidades

Italia trata a las personas con discapacidad como incapaces de valerse por sí mismas o de tomar sus propias decisiones, cuando debería estar haciendo todo lo contrario: empoderarlas para que puedan llevar vidas cada vez más libres e independientes.

El Comité sobre Derechos de las personas con discapacidades emite sus observaciones finales sobre el informe inicial sobre Italia ante la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CRPD).

Leyes que permiten sustituir la toma de decisiones a través de representantes legales designados, la falta de consultas del Estado con organizaciones que representan a las personas con discapacidad y la falta de un órgano consultivo permanente independiente, son solo algunas de las conclusiones a las que ha llegado el Comité de la ONU que dejan en evidencia el enfoque inadecuado de Italia hacia las personas con discapacidad.

Efectivamente, se trata a las personas con discapacidad como personas que no pueden valerse por sí mismas, ni tomar sus propias decisiones.

Una vida sin discriminación

Además, la falta de una definición única de la discapacidad hace que sea difícil definir y exigir los derechos de uno. El Artículo 1 del CRPD señala que un impedimento físico, mental, intelectual o sensorial no es lo que hace que una persona sufra una discapacidad, sino que es más bien su interacción con las barreras físicas y sociales.

En sus recomendaciones, el Comité iha instado al gobierno italiano a que aumente su dedicación y potencie el empoderamiento de las personas con discapacidad para que puedan vivir vidas totalmente independientes y sin ser objeto de discriminación, como cualquier otra persona.