Los denunciantes necesitan una protección adecuada en la UE - Opinión de Liberties

¿Has oído hablar de Edward Snowden o Chelsea Manning? ¿Has oído hablar de los Registros de la Guerra de Irak o de los Papeles de Panamá?

Las personas que sacan a la luz comportamientos ilegales o muy poco éticos de otras personas para informar al público y asegurarse de que estos actos tienen consecuencias adecuadas reciben el nombre de denunciantes o filtradores. Snowden y Manning son dos de los denunciantes más conocidos.

Liberties, una entidad activa en la lucha por mejorar la protección de los denunciantes, acaba de hacer pública su postura sobre la nueva Directiva de la UE para la protección de los denunciantes.


Riesgo legal y personal

Los denunciantes ponen en riesgo su carrera y su bienestar y se exponen incluso a las calumnias, las difamaciones y las penas de cárcel. Suelen destapar asuntos de corrupción, mala gestión, fraude o amenazas a la seguridad nacional.

Al revelar esta información, a menudo infringen también ellos la ley. Obtienen acceso a bases de datos o descargan datos sin autorización, hacen grabaciones ilegales o filtran información. Por lo general, infringen la ley para sacar a la luz delitos más graves.

Pero su trabajo es fundamental para nuestra libertad y para nuestra democracia. Los denunciantes nos están ayudando a nosotros, ciudadanos, a obligar a los que detentan el poder a rendir cuentas.


Salvaguardias necesarias

Liberties ha estado defendiendo que la protección de los denunciantes a escala de la UE es importante para un adecuado funcionamiento de la democracia. Por este motivo, apoyamos la decisión de la Comisión Europea de elaborar un borrador de Directiva para la protección de los denunciantes.

No obstante, desde Liberties nos gustaría ver más salvaguardias en la Directiva. Por ello, hemos presentado nuestra opinión ante la Comisión sobre el borrador de Directiva. Nuestros principales argumentos son los siguientes:

  • Liberties considera que es necesaria una protección de los denunciantes a escala de la UE. Proteger adecuadamente a los denunciantes es un modo de enviar un mensaje de firmeza a los legisladores, incluso fuera de las fronteras de la UE.
  • Liberties cree que habría que ampliar el ámbito de actuación del borrador de Directiva, porque no solo los empleados merecen protección, sino también las personas en posiciones neutras, que pueden destapar de igual modo actividades ilegales o muy poco éticas.
  • Las organizaciones no gubernamentales, tales como las ONGs anticorrupción u organizaciones de periodismo de investigación, podrían ayudar a los denunciantes a sacar a la luz información. Con frecuencia se trata de organizaciones consideradas más dignas de confianza que cualquier organización del sector público. La posibilidad de recurrir a estas organizaciones debería venir respaldada por el borrador de Directiva y habría que ofrecer protección y amparo también en estos casos.
  • La posibilidad de informar de modo anónimo animará a las personas a correr el riesgo e informar de las actividades ilegales o poco éticas de las que tengan conocimiento. El borrador de Directiva debería ofrecer canales internos y externos para ofrecer información anónimamente.
  • Liberties considera que hacen falta más salvaguardias, tales como protecciones físicas, legales y económicas para los denunciantes.

Si quieres saber más sobre la opinión de Liberties con respecto al borrador sobre la protección de los denunciantes, lee el documento que hemos presentado.