​Para la Sociedad Civil de Hungría y las libertades civiles de todos nosotros

Los operadores de programas de subvenciones para ONG europeos y noruegos te invitan a mostrar tu apoyo a la sociedad civil húngara uniéndote al llamamiento a la Comisión y al Parlamento de la UE y al Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa.

Viktor Orban, primer ministro húngaro, no sólo declaró su deseo de abandonar la democracia liberal; su Gobierno está tomando medidas cada vez más drásticas contra la sociedad civil en el país, en concreto, contra las ONGs húngaras que implementan subvenciones de Noruega y distribuyen los fondos en este país.

Dos organizaciones no gubernamentales independientes que trabajan en el ámbito de la protección del medio ambiente y los derechos humanos, Okotars y DemNet - operadores de subvenciones noruegas en Hungría - fueron objeto de una redada policial una vez más hace unos días. Las sedes de las organizaciones fueron registradas sin notificación alguna y, como si esto no fuese suficiente, los agentes de la policía también irrumpieron en las viviendas de los empleados sin advertencia previa, llegando a decomisar los ordenadores personales. La sociedad civil húngara quedó en shock, especialmente tras los comentarios públicos del primer ministro Orban sobre su intención de seguir el ejemplo establecido por la Federación de Rusia (las redadas en casas particulares mencionadas en el artículo anterior ya han sido confirmadas por compañeros de Hungría).

Como operador del programa del espacio económico europeo (EEA) de subvenciones para ONGs en Lituania, el Instituto de Monitoreo de Derechos Humanos, junto con operadores de programas de ONGs en otros Estados de la UE, ha realizado un llamamiento a la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y Comisario de derechos humanos del Consejo de Europa y está recogiendo firmas de organizaciones no gubernamentales y ciudadanos activos en sus países de origen.

¿Por qué estamos haciendo esto? Porque creemos que las acciones punitivas sin fundamento contra organizaciones no gubernamentales independientes trabajando en el campo de los derechos humanos o apoyando acciones en el marco de derechos humanos, violan los valores fundamentales de la democracia. La persecución de la sociedad civil viola los valores centrales y las disposiciones legales principales de la Unión Europea.

Hacemos un llamamiento a todas las organizaciones simpatizantes a firmar la declaración para fomentar apoyo a la sociedad civil en Hungría - y, al mismo tiempo, apoyar las libertades civiles de todos y cada uno de nosotros.

Las firmas se recogerán hasta el 19 de septiembre a través de este portal, donde también se puede leer el texto de la carta. 145 organizaciones civiles ya han expresado su apoyo.

Más información sobre lo que está ocurriendo en Hungría está disponible aquí, aquí y aquí.