Campaña por la transparencia en las negociaciones entre la UE y Cuba- ¡ÚNETE!

Cuba y la UE están negociando una nueva dinámica política, pero tu derecho a la información está siendo ignorado. Únete a la campaña de Civil Rights Defenders y exige transparencia en cada paso.

Campaña por la transparencia en las negociaciones entre la UE y Cuba- ¡ÚNETE!

Civil Rights Defenders (CRD) exige que el documento esté inmediatamente disponible para el escrutinio público y que la UE no firme el acuerdo hasta que Cuba ratifique y empiece a implementar el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, libere a todos los presos políticos y deje de amenazar a los defensores de derechos humanos.

CRD exige a la UE que sea transparente en sus futuros acuerdos con Cuba y garantice que los defensores de derechos humanos puedan participar en la implementación del acuerdo con Cuba cuando se cumplan las condiciones señaladas arriba.

La UE y Suecia están negociando un nuevo Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación con Cuba, pero no existe ninguna transparencia acerca de los acuerdos a los que están llegando. Los ciudadanos europeos no tienen ninguna capacidad de influir sobre las exigencias de la Unión hacia Cuba en materia de derechos humanos y democracia.

El acuerdo al que lleguen no será público hasta que lo adopte la Comisión Europea, previsiblemente a finales de septiembre, según un correo electrónico del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) a principios de este mes.

Suecia y la UE sin definición

Esto significa que ni los ciudadanos cubanos ni los europeos tienen la posibilidad de discutir o influenciar las exigencias de la Unión sobre Cuba en materia de derechos humanos y democracia. Tanto Suecia como la Unión Europea alegan que restringen la transparencia porque la divulgación del documento podría traer problemas a la hora de intentar construir sus relaciones con Cuba.

"Suecia y Europa no terminan de definir sus principios hacia el gobierno cubano, eso hace que sea imposible que los ciudadanos cubanos y europeos puedan participar en las discusiones sobre los principios sobre los que se fundará la relación entre la UE y Cuba", afirma Erik Jennische, director del programa para América Latina de Civil Rights Defenders (CRD).

Desde abril de 2014, la Unión Europea y Cuba han negociado un acuerdo que incluye el diálogo político, la cooperación al desarrollo y el comercio. El acuerdo con el tiempo sustituirá la posición común de la UE sobre Cuba aprobada en 1996, que exige mejoras en los derechos humanos en Cuba para poder estrechar las relaciones con la UE.

No obstante, no se han producido mejoras reales en los derechos civiles y políticos en Cuba desde 1996. Si la UE está proponiedo un trato con fondos de cooperación y facilitación del comercio, sin exigir cambios en Cuba, está claramente reculando y contradiciendo sus principios anteriores,

Firma "histórica" en La Habana

Por ello, Civil Rights Defenders junto con varias organizaciones de derechos humanos cubanas han seguido el proceso de negociación desde el principio para asegurarse de que los ciudadanos cubanos y europeos puedan tener conocimiento del proceso y que la UE exija claramente cambios en Cuba.

Estas demandas de las organizaciones a la UE se han redactado en una carta a la Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, que dirige el SEAE. La respuesta del SEAE indicaba que el acuerdo "incluía el respeto de los derechos humanos y la promoción de la democracia como elementos centrales".

En marzo de 2016 concluyeron las negociaciones y las delegaciones firmaron un documento con el texto del acuerdo. La firma se celebró en La Habana en una ceremonia presidida por Mogherini, que declaró a su vez que "era un día histórico para las relaciones bilaterales".

Puede leer más acerca de la ceremonia aquí:

Documento: público pero confidencial

Civil Rights Defenders ha intentado acceder al documento firmado con el fin de ver cómo se han formulado las secciones sobre derechos humanos y democracia. Sin embargo, tanto el gobierno sueco y como el SEAE se han negado a revelarlo.

El Ministerio de Asuntos Exteriores sueco explicó en su primera respuesta que había un documento público correspondiente al que había pedido a Civil Rights Defenders, pero que era confidencial, y publicarlo podría perjuidicar las relaciones de Suecia con otro Estado.

Después de que Civil Rights Defenders recurriera esta decisión, el gobierno respondió que el acuerdo de la UE con Cuba "no está firmado ni concluido" y que las partes todavía están elaborando un "borrador".

El SEAE afirmó que si se revelaban las secciones del acuerdo, como reclamaba Civil Rights Defenders, esto podría "socavar el proceso institucional de toma de decisiones y perjudicar la relación de la UE con Cuba."

Sin embargo, el hecho de que el acuerdo aún no se pueda dar por concluido, no significa que el documento firmado en La Habana pueda considerarse un borrador o un documento de trabajo. La firma de un documento lo convierte en un documento público.

El Defensor del pueblo da la razón a CRD

Civil Rights Defenders apeló al Defensor del pueblo de la UE para recurrir la decisión y este inició rápidamente una investigación y declaró: "El SEAE no ha actuado correctamente al negarse a hacer público el documento, debe revelar su contenido". Sin embargo, el SEAE le que no daría a conocer el documento hasta que la Comisión lo adopte, que supuestamente tendrá lugar a final de septiembre de 2016.

La reticencia de la UE y Suecia de publicar el documento significa que la UE adoptará un acuerdo con Cuba que cambiará de manera fundamental las políticas de los últimos 20 años, sin permitir que los ciudadanos cubanos o europeos puedan debatir sobre ello. Esto supone una violación de los principios de transparencia suecos y europeos.

El hecho de no publicar un documento firmado en un lugar público, viola los artículos 10 y 11 del Tratado de la Unión Europea, que señala que las decisiones tomarse de la forma más cercana posible a los ciudadanos para permitir que sus opiniones puedan tomarse en cuenta.

Además de esto, la Comisión afirma en su propio portal de transparencia que los ciudadanos tienen derecho a saber cómo se toman las decisiones en las instituciones de la UE, qué documentos se producen en el proceso, y "tener acceso a esos documento".

Más información sobre los procesos en el Diario de Cuba:

El Servicio de Acción Exterior de la UE rechaza divulgar el acuerdo con La Habana hasta que sea aprobado por la Comisión Europea
EU Ombudsman To Investigate Refusal to Disclose the Agreement with Havana
Ombudsman de la UE investigará la negativa a divulgar el acuerdo con La Habana
The EU opposes publishing its agreement with Havana because it could ‘undermine’ its process of dialogue with the regime