Apoyar. No castigar

El 26 de junio es un día de Acción Global contra la guerra contra las drogas. Los usuarios de drogas se enfrentan importantes y crecientes riesgos que no pueden ser ignorados.

Apoyar. No castigar

Toma una foto

Ahora tenemos más de 2.000 fotos de todo el mundo como parte del proyecto interactivo fotográfico. Para participar en la campaña, sólo descarga el póster de la campaña, tómale una foto y envíalo a campaign@idpc.net para subirla a nuestra página de Facebook, álbum de Flickr y página web.

Comparte el mensaje

Puedes compartir la campaña con tus amigos y contactos, utilizando nuestras cuentas en Facebook y Twitter.

También puede utilizar el hashtag de twitter #supportdontpunish o Twitter @SDPcampaign.

El Jueves, 26 de junio de 2014, cientos de activistas de más de 75 ciudades de todo el mundo destacaron sus voces en el marco de la campaña “Apoyar.No castigar”. El propósito de este día de acción es sensibilizar al público sobre los daños causados por las actuales políticas de drogas. Durante todo el día, muchas actividades se llevaron a cabo simultáneamente frente a edificios y monumentos emblemáticos en diferentes ciudades alrededor del mundo. En Bruselas, un encuentro simbólico de los usuarios de drogas, profesionales de la salud y representantes de la sociedad civil se llevó a cabo al pie del Atomium el 26 de junio.

La campaña Apoyar. No castigar. pide a los gobiernos que pongan fin a la guerra contra las drogas. Esta guerra no ha logrado la reducción de la demanda ni de consumo de drogas. Al el contrario, condujo a las epidemias de SIDA, la tuberculosis y la hepatitis por todo el mundo. También ha impulsado las violaciones de derechos humanos y llevó al encarcelamiento masivo de las personas más vulnerables y más pobres. Su imposición ha costado miles de millones de dólares.

"La campaña Apoyar. No castigar. resalta la magnitud de la catástrofe provocada por la guerra contra las drogas tras medio siglo”, dice Ann Fordham, directora del Consorcio Internacional Sobre Políticas de Drogas (ICDP por sus siglas en inglés). "Sabemos que esta guerra jamás se ganará y genera gastos injustificados. En lugar de castigar a los usuarios de drogas, debemos ofrecer servicios para responder a los problemas de salud o sociales que enfrentan, y al mismo tiempo, respetando sus derechos humanos."

En cuanto a políticas hacia las drogas, el mundo está cambiando. Bruno Valkeneers, un oficial de enlace antiprohibicionista, explica: "este movimiento se inició con la declaración de Viena en julio de 2010, haciendo un llamado a que las políticas de drogas se basen fundamentalmente en la salud pública. La guerra contra el narcotráfico emprendida desde hace 50 años es un fracaso; a pesar del tremendo gasto en recursos de policía, medios militares y financieros, las drogas permanecen disponibles y consumidas y organizaciones narcotráficantes son cada vez más poderosas, violentas y prósperas. La represión y la criminalización del consumo de drogas, sin reducir el número de consumidores, está exacerbando los daños ocasionados y dificulta el acceso a la información y herramientas que los consumidores deben tener para cuidar de su salud”.

Catherine Van Huyck, directora de la Asociación Modus Vivendi, continúa: "en este contexto, los programas de reducción de daños están luchando para tratar de introducir algo de justicia social, un reequilibrio sutil para usuarios de drogas que no pueden o no quiere seguir los caminos de la abstinencia. Para que la reducción de riesgos asociados con el uso de drogas fuese efectivo en términos de salud pública, los consumidores y su existencia deben ser respetados al igual como sus derechos como ciudadanos, según principios democráticos señalados en la carta de Ottawa para la promoción de la salud. Por lo tanto, el tema de las drogas no es un problema médico o legal. Ante todo es una cuestión de sociedad: social, ético y cultural".

Sebastian Alexander, Director de Fedito Bruselas, insiste: "Sabían que en Bélgica, 62% del gasto público en drogas ilegales son asignados a seguridad, el 34% a la asistencia y sólo el 3% a la prevención y 1% a la reducción de riesgo. Es hora de reequilibrar este déficit. Es hora de reconocer la reducción del riesgo como un pilar de nuestra política de salud para con las drogas – complementarias a los aspectos preventivos y curativos – y para definir un marco legislativo claro para facilitar la implementación de acciones de reducción de riesgos y la protección de trabajadores y garantizar el acceso para usuarios de drogas a estos servicios".

Alexis Deswaef, presidente de la Liga para los Derechos Humanos, pide el establecimiento de un enfoque proactivo para reducir el riesgo: "al optar por un acercamiento exclusivamente basado en la seguridad en materia del uso de drogas, sucesivos gobiernos se alejan de un enfoque amplio e integrado del fenómeno. Sin embargo, debe centrarse en las consideraciones de salud pública en esta área. Por lo tanto, es importante que el próximo gobierno belga aclare la regulación del uso de drogas e implementa una política proactiva para reducir riesgos, respetuosos de los derechos y libertades de los usuarios. Tras esto, el Parlamento debe iniciar un profundo debate ético sobre la posibilidad de despenalizar conductas que rodean el uso de drogas, como es el caso de Portugal."

El 26 de junio es también el día internacional de Naciones Unidas contra el uso indebido de drogas y el tráfico ilícito de drogas. Este día es utilizado por muchos gobiernos para celebrar la guerra contra las drogas, y aún se utiliza en algunos países para organizar ejecuciones públicas. La campaña Apoyar. No castigar. quiere recuperar este día y promover un acercamiento a las drogas, más eficaz y más humano, basado en la salud pública y los derechos humanos.

La lista de personalidades políticas importantes exigiendo el fin de la guerra contra las drogas está aumentando: Kofi Annan; el presidente de Uruguay, José Mujica; el ex presidente de Suiza Ruth Dreifuss; Brad Pitt; Sir Richard Branson, y Russell Brand entre otros: http://supportdontpunish.org

EN LA CAMPAÑA

La campaña Apoyar. No castigar. es una iniciativa global liderada por el Consorcio Internacional Sobre Políticas Dde Drogas (ICDP), la Red Internacional De Consumidores de Drogas (INPUD), la Asociación Internacional de Reducción de Daño (HRI) y la Alianza Internacional del VIH/SIDA. Abogan por que los gobiernos comiencen a invertir en respuestas más eficientes y eficaces para reducir los riesgos para los usuarios de drogas, por la despenalización de los consumidores de drogas, así como la eliminación de otras leyes que obstaculizan la salud pública. Más información sobre la campaña: http://supportdontpunish.org y http://supportdontpunish.org/day-of-action-2014/

DÍA MUNDIAL DE ACCIÓN

El 26 de junio, hubo muchos eventos organizados en Australia, Chile, Costa Rica, Francia, Alemania, India, Indonesia, Kenia, Líbano, Malasia, Isla Mauricio, México, Holanda, Puerto Rico, Tanzania, Tailandia, Ucrania, Reino Unido, Estados Unidos, Bélgica y otros países.

Para más detalles, haz clic aquí.

Para los eventos de 2013, haz clic aquí o mira el video!