Plántale cara a las nuevas leyes duras contra los migrantes en Hungría

¡Hungría debe comenzar de una vez a respetar los derechos de los refugiados! ¡Envía una carta al primer ministro húngaro y únete a nosotros para exigir un trato justo y humano para las personas que lo necesitan!

La Unión de Libertades Civiles de Hungría (HCLU), Menedék - Asociación Húngara para Migrantes, la Fundación Artemisszió, Migration Aid, Migrant Solidarity Group y el Hungarian Helsinki Committee piden a todos los ciudadanos europeos que exijan al Gobierno húngaro la retirada inmediata de las leyes recientemente aprobadas que permiten la expulsión inmediata de los solicitantes de asilo a Serbia y establecen penas de prisión por el cruce de fronteras.

Hacemos un llamamiento a las autoridades húngaras para que adopten reglamentos en consonancia con el derecho internacional y de la UE y proporcionen un alojamiento seguro que respete la humanidad y la dignidad de los más necesitados.

Las nuevas leyes draconianas entran en vigor el 15 de septiembre. A partir de esta fecha, los migrantes irregulares que entren en Hungría serán devueltos automáticamente al país desde el que entraron, principalmente Serbia. Esto significa regresar a un país que carece de un sistema de asilo seguro.

Las leyes que prescriben la expulsión automática de los migrantes y que hacen del cruce ilegal de la frontera un delito punible con la cárcel tiene un único objetivo para el gobierno húngaro: librarse de sus deberes y obligaciones humanitarias.

La actual crisis de los refugiados actual no es culpa del gobierno húngaro - encontrar una solución es una responsabilidad europea común. Sin embargo, la respuesta del gobierno húngaro a la crisis no solo es una vergüenza para Hungría, sino también un descrédito para la UE.

Ningún Estado miembro debe tratar jamás a los refugiados como enemigos públicos ni promulgar tales medidas represivas. Así, pues, pedimos a todos los ciudadanos europeos que se unan a nuestra causa y alcen su voz contra las maniobras inhumanas y antidemocráticas del gobierno húngaro.

Exigimos a las autoridades húngaras condiciones humanas de vida durante el tiempo necesario para todos los migrantes en situación irregular, y un procedimiento y una consideración justos de todas las solicitudes de asilo presentadas por los refugiados que entran en la UE a través de Hungría.

Hungría debe volver a la senda del respeto de los derechos humanos y a sus obligaciones en virtud del derecho internacional y los tratados de la Unión Europea.

La humillación tanto de los refugiados como de los ciudadanos húngaros debe terminar de inmediato. Hacemos un llamamiento al gobierno húngaro a que se reúna con otros Estados europeos para buscar una solución a largo plazo.

Unión de Libertades Civiles de Hungría, Budapest, 14 de septiembre de 2015.

Asegúrese de enviar su carta en el cuadro de la derecha --–»